Canarias, a la vanguardia de la la investigación marina

92

Las aguas de Gran Canaria albergan una plataforma para el desarrollo de proyectos innovadores en el medio marino

El mar de Canarias es un espacio privilegiado para la realización de estudios marinos ligados a la innovación. Para ello cuenta con la denominada Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan), que situada en aguas de la isla de Gran Canaria, sirve como banco de ensayos para el aprovechamiento de energías renovables marinas, la observación oceánica, el desarrollo de vehículos, instrumentos y máquinas submarinas, acuicultura en alta mar o estudios de comportamiento de materiales en ambientes extremos.

El objetivo principal del proyecto es el desarrollo de nuevas tecnologías en el ámbito de las energías renovables marinas que utilicen como energía primaria las olas, las mareas, las corrientes o el viento, y que requieran grandes potenciales o profundidades. Con esta infraestructura se pretende avanzar en la demostración del correcto funcionamiento de estas tecnologías a escala real, antes de su fase de comercialización.

La instalación consta de un banco de pruebas científico y uno industrial. Esta estación ha proporcionado hasta ahora datos oceanográficos a larga escala a grupos de investigación internacionales. Por otro lado, el banco de pruebas industrial se compone de un área marina con conexión eléctrica y de datos para probar tecnología oceánica de vanguardia. Plocan ofrece a sus usuarios no sólo datos y conocimiento de los parámetros oceánicos (corrientes, polvo en suspensión estacional, morfología, pH, temperatura, etc), desde el fondo del océano hasta la atmósfera, sino también servicios e instalaciones asociadas, tales como laboratorios, técnicos, buceadores, buques de apoyo y vehículos submarinos, puerto cercano, etc. Además es un lugar de encuentro para la celebración de escuelas de verano, conferencias internacionales, talleres y cursos de formación especializados relacionados con la ciencia y la tecnología marinas.

Con un peso de 32.000 toneladas, la plataforma tiene una superficie de 33 x 36 metros y dispone de una parte sumergida de unos 30 metros y otra emergida de la misma altura, para un conjunto de unos 65 metros de altura, como un edificio de doce plantas.

Valga como ejemplo de los trabajos desarrollados hasta ahora que el banco de ensayos del Plocan ha servido como base de pruebas del nuevo vehículo submarino no tripulado desarrollado por la institución alemana Fraunhofer – Instituto Optrónico de Tecnologías de Sistemas y Explotación de la Imagen.