Teror, un lugar para sentir la historia y la naturaleza.

209

calle_realEl municipio de Teror tiene varias motivos para ser uno de los lugares más visitados la isla de Gran Canaria. Combina historia, monumentalidad y naturaleza, pero al mismo tiempo es un referente incuestionable de la religiosidad y las tradiciones de Canarias. Su imponente Basílica, santuario de la patrona de la Diócesis de Canrias Ntra. Sra. del Pino, su entorno histórico, sus montañas y paisajes le confieren un carácter de especial encanto para quienes buscan un lugar apacible donde pasar unas horas o unos días de descanso.

 Teror es un lugar de profunda tranquilidad, a pesar de la corta distancia que le separa de la capital de la isla. Es lugar de caminos y peregrinos que se cruzan y se encuentran; de gente acogedora y trabajadora, muy unida a los campos y a la tierra; de comerciantes, de artesanos y artistas que han reflejado en sus creaciones plásticas, musicales o literarias la huella que les ha dejado este lugar .

 CENTRO HISTÓRICO

El Centro Histórico de Teror constituye uno de los patrimonios culturales más importantes de Canarias, con una entidad religiosa y social que ha quedado impregnada en sus calles, casas, plazas y monumentos. Sus orígenes se remontan al s.XV, aunque las edificaciones más antiguas que se conservan pertenecen al s. XVII y su época de esplendor fue principalmente el s.XVIII. El Centro Histórico, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1979, se divide en el Barrio de Abajo, donde están situados los monumentos más importantes, y el Barrio de Arriba, situado en la montaña con vistas panorámicas.

 NATURALEZA Y PAISAJE

naturalezaTeror cuenta con parajes de especial encanto paisajístico, especialmente por su vegetación y relieve. Entre ellos hay que destacar la Finca de Osorio y el espacio protegido de Pino Santo, además del Lomo de Las Julianas, en San Isidro, el Lomo Gallego, en Arbejales, la Hoya Alta, visible en la trasera de la Basílica con su “Cruz del Siglo”, y barrancos como el de Madrelagua, el Barranco del Pino o el Barranco de Molineta Una de las formaciones geológicas más curiosas se encuentra en el barrio de El Ojero, donde La Agujerada ofrece un toque de distinción al relieve montañoso de la zona. La formación montañosa del municipio permite disponer de varios miradores naturales, desde los que se divisan hermosos paisajes. Aunque Teror no tiene costa, algunos de esos miradores dejan ver la lejanía del mar. Las mejores vistas son las que nos enseñan el Casco histórico desde lo alto.

 FINCA DE OSORIO

osorio_2La Finca de Osorio es quizás el recinto natural por excelencia de Teror. Forma parte del mítico Parque Rural de Doramas, del que se tienen noticias desde antes de la conquista, ya que constituyó uno de los bosques más importantes de la isla. Situada a unos dos kilómetros del Centro Histórico de Teror, la Finca de Osorio ocupa una superficie de 207 hectáreas, en las que discurren caminos, montañas, barranco, tierras de cultivo y bosque.

 FIESTAS

dia_del_pino_1Teror conserva un importante patrimonio etnográfico que se manifiesta en sus fiestas, marcadas en la mayoría de los casos por tradiciones relacionadas con la recolección agrícola y las creencias religiosas. Aunque la Fiesta del Pino sobrepasa cualquier otra celebración,  son varias las fiestas que se desarrollan en Teror a lo largo del año, fundamentalmente en los meses de verano.

Fiesta del Pino. septiembre

Fiesta del Agua. julio

Sagrado Corazón de Jesús. Junio.

Fiesta de San José y la Cruz. Quema del Barco y el Castillo.Primer domingo de mayo

 MERCADILLO DE TEROR

mercadilloEl entorno de la Basílica del Pino se transforma cada domingo con la presencia del Mercadillo de Teror, uno de los mercados ambulantes más antiguos de la isla con dos siglos de historia. La situación geográfica del municipio y, sobre todo, la incidencia social del culto a la Virgen del Pino, han convertido el Mercadillo de Teror a lo largo de su historia en un punto de encuentro de miles de personas llegadas de todas partes para vender y comprar, desde los productos típicos de la zona, como los chorizos, morcillas, dulces, quesos y pan, a otros de tipo religioso, textil, artesanía, etc.

 SENDERISMO

Teror ofrece muy buenas posibilidades para el ocio y el deporte, principalmente para los amantes del  senderismo. Las montañas y barrancos de Teror están atravesadas por muchos caminos que llevan a los lugares sorprendentes. Unos son antiguos atajos a las carreteras para desplazarse a pie entre barrios; otros son caminos agrícolas y ganaderos; senderos a lugares panorámicos; o tramos de antiguos caminos rurales ya en desuso. Desde todos los municipios de Gran Canaria hay trazados antiguos caminos de peregrinación hasta la Basílica de Ntra. Sra. del Pino, patrona de la isla y de la Diócesis.

 VARIADA GASTRONOMÍA

gastronomiaHay  productos de Teror que son todo un referente y han trascendido a la gastrononía canaria. Los más conocidos son los chorizos y las morcillas de Teror, pero también el gofio, la panadería y la pastelería. La cocina tradicional de Teror está muy vinculada a los productos agrícolas y ganaderos predominantes en la zona. Las papas (patatas), el millo (maiz), las judías o el calabacín son algunos de los productos de la tierra cultivados y utilizados para la elaboración de los potajes, uno de los platos típicos canarios. Pero también la carne ocupa un lugar destacado en la gastronomía del municipio, principalmente la de cerdo, tanto en los potajes como en la elaboración de productos de charcutería.